«Este disco constituye, entre otras cosas, un rescate de los ritmos tropicales»

Palabras de Laura Pimentel en la puesta en circulación del disco Anhelos y desvelos

Anhelos y Desvelos es el primer album musical que nos entrega Felix Jiménez (Felucho), en donde funge como poeta. Este disco es un exquisito compendio de música tropical que cala en el gusto de quienes tienen la oportunidad de escucharlo.

Merengue, bachata, balada, bolero, salsa y hasta ballenato, ritmos nacidos en países, muchos de ellos bañados por las aguas del mar caribe, y que burlando fronteras y formalidades, han hecho residencia en el corazón de la gente; estos son algunos de los géneros musicales que podemos encontrar en Anhelos y Desvelos.

Desde el punto de vista musical me parece que este disco constituye, entre otras cosas, un rescate de los ritmos tropicales; pongamos de ejemplo al bolero… a pesar de contar con algunos exponentes a nivel nacional e internacional, es un ritmo que lamentablemente ha ido perdiendo vigencia. Esto tal vez pueda ser explicado dada la decadencia musical que hemos sufrido en los últimos años, en donde lo que prima es el culto a la vulgaridad y al ruido “musical”. Un hecho muy lamentable, pues como dice el periodista cubano Manuel Díaz, refiriéndose a la riqueza del mismo:

El bolero, con sus historias de encuentros y desencuentros, sigue ahí, resumiendo en dos estrofas de poéticas letras lo que podría haber sido una novela de amor”.

Gracias a esta iniciativa de Felucho, vemos un giro en este sentido, contribuyendo a la inmortalidad de los géneros tropicales que más arraigo han tenido en el público latinoamericano.

A pesar de que mi participación esta noche debiera ser para referirme a la parte musical del disco, no puedo dejar de hablar sobre algo muy importante. Cuando estamos frente a una discrografía netamente instrumental, esta tiene una cualidad abstracta, pero al ser un disco de canciones, no puedo pasar por alto el hecho de que en este caso la música debe estar al servicio de la poesía. Se ha hecho un excelente trabajo, casi una simbiosis, entre la letra y el género tropical elegido para las mismas. Los poemas más románticos han parido hermosos arreglos en donde podemos escuchar al saxofon cantar sensuales melodías, o a un

melancólico acordeón que con notas licorosas se acompasan con el valor literario del mismo, y nos llegan al fondo del alma.

Nada de esto es fortuito pues se ha contado con musicalización de: Ml. Sánchez Acosta, Mario Díaz, Alex Mansilla y Ml Tejada

Los excelentes arreglistas:

Jochy Sánchez.    Herody Ureña.    Dioni Fernádez.    J.C.Lauren & Alex Mansilla…

…quienes se valieron de los mejores músicos e intérpretes como lo son Rando Camasta, Felix D’Oleo, Angelito Vallenilla, Raúl Ross, Herody Ureña, Raldy Vásquez, Eddy Rafael, Cristian Alexis, Reynold Sosa, Sergio Hernández, Sammy Jr y Adalgisa Pantaleón.

Un tremendo equipo que ha logrado convertir estas hermosas metáforas en cantos al desamor, al amor y a la vida.

Este es el mejor comienzo que puede tener un proyecto que augura convertirse en una herramienta para continuar ampliado los horizontes de la música latinamericana, e ir al rescate de nuestros maravillosos ritmos, que ha sido secuestrados por géneros que devalúan la poética y la música.

Discos como Anhelos y Desvelos, solo pueden salir a la luz, cuando existe la voluntad de visionarios como Felucho Jimenez, que cuentan con la sensibilidad y la capacidad para convertir… un sueño talvez? en una maravillosa realidad para románticos y melómanos.

Felicito a Felucho por continuar aportando al acervo cultural de la República Dominicana.

A %d blogueros les gusta esto: